SEXO Y SALUD EMOCIONAL

 
 

#REALSEX.

 
 

 
Photo by Romi Yusardi

Photo by Romi Yusardi

 

El sexo no solo te da orgasmos, sino que te proporciona anticuerpos, mejorando así tu sistema inmunológico

 

Creo que no descubro nada nuevo si te digo que el sexo es maravilloso para la salud a muchos niveles..

El sexo es bueno para el corazón (para el corazón de los ventrículos y aurículas, del otro hablamos luego). Esta es una afirmación científica, vamos que no lo digo yo, que lo dice la Federación Española del corazón. Además, el sexo no solo te da orgasmos, sino que te proporciona anticuerpos, mejorando así tu sistema inmunológico. Reduce en un 50% las posibilidades de morir por un ataque al corazón porque disminuye la presión arterial y los estudios muestran que te rejuvenece (durante el sexo, el cuerpo produce grandes cantidades de DHEA, hormona conocida como anti-edad). Vamos, que menos cremitas y más sexo; es gratis (salvo por los condones) y más divertido que untarse la cara.

También es un poderoso antiestrés ya que genera las conocidas como hormonas de la felicidad (dopamina y oxitocina), disminuye los dolores (el del dolor de cabeza como excusa también), combate la gripe y el resfriado (aunque no sabe a naranja, bueno... depende), te hace dormir mejor y tener una piel cual melocotón.

 

Todo esto está genial, pero el sexo no es algo que puedas hacer solo (de tocar la guitarra hablamos otro día). Implica compartir con otro ser humano.Así que para que no vayas a buscar pareja sexual cual prímate, vamos a darle una vuelta más...

El ser humano es algo más que su parte biológica o corporal, por eso todo lo dicho anteriormente no tendrá esos beneficios con cualquier tipo de sexo.

Esto ha quedado demostrado en varios estudios. El Dr. David Weeks (psicólogo de estos importantes que usan gafas) después de un estudio que hizo durante 10 años, afirmó que lo importante no es la cantidad, sino la calidad del sexo, para el rejuvenecimiento de las células.

Por eso, si quieres que el sexo sea beneficioso para la salud, no tengas cualquier sexo, ten “REALSEX”(guiño, guiño)

 Las personas habitamos un cuerpo, pero no solo somos un cuerpo.

Según la OMS la sexualidad está influida por factores biológicos, psicológicos, sociales y espirituales. Por eso, si no cuidas el resto de aspectos de tu persona, los beneficios físicos del sexo no serán los mismos. Es como comerse un pepino con asco y llorando porque te han obligado... primero tendrás que integrar que el pepino es tu amigo, tiene beneficios para tu bienestar y además se puede comer de formas que te resulten más agradables. Si no, quizá sea peor el remedio que la enfermedad.

 

 

¿Y cómo es el “realsex”?

 

  1. Pues para empezar, y aunque parezca una tontería, debes ELEGIR a la persona y no solo dejarte elegir, ya sabes: “la primera persona que me ponga ojitos acabará contra mi encimera esta noche”. El elegir tiene como base que me importo y no me voy a compartir con nadie que no me apetezca realmente solo porque toca, porque creo que así olvidaré a mi ex o porque así tengo algo que contar mañana. Y obviamente, la otra persona también tiene que elegirte en libertad y no por insistencia hasta el hartazgo o porque el alcohol haya hecho de las suyas. Elegir desde la libertad es imprescindible para que el sexo sea "realsex".

  2. Los únicos complejos buenos para el sexo son los hoteleros (tatatachín). FUERA COMPLEJOS. Ten presente en tu vida la siguiente verdad: todos los cuerpos están diseñados para dar y recibir placer. Las arrugas, las canas, el pelo en el cuerpo o la falta de él en la cabeza (la naturaleza a veces tiene mucho humor), los michelines o las marcas en tu piel no harán que disfrutes menos del sexo, pero su complejo sí. Lo importante en un cuerpo es la salud, así que pa fuera lo malo y a gozar de los cuerpos sanos.

  3. No digas amor eterno cuando quieres decir sexo o viceversa. No te engañes ni engañes a nadie. Pero ten presente que el “realsex” es siempre con AMOR. El grado de amor será el que ambas partes decidan, pero siempre debe estar presente como mínimo su versión más básica llamada RESPETO

  4. El “realsex” es un sexo SIN SEXISMO. Hay muchas maneras de ser hombre y todas están bien y hay muchas maneras de ser mujer y todas están bien. Obviamente sin que ninguna de esas formas implique dañar a nadie incluido a ti mismo/a. Así que en la cama se tú mismo/a. Hay gente más fogosa, gente más calmada, más y menos cariñosa, que les gustan unas cosas u otras…y a veces una misma persona le gusta probar diferentes facetas. No etiquetes.

  5.  Siéntete LIBRE para expresar tus deseos sin juicio. Tienes un cuerpo entero: hazlo bailar, amar, sudar, lamer, susurrar…disfrutar.

  6.  Y por último ten un sexo SIN PORSTUREO. Manda a la mierda toda la imposición social. El sexo a veces es top y otras nos damos cuenta de todo lo que nos queda por aprender. No es una competición, no tienes que demostrar nada a nadie. Así que recuerda: no eres un actor porno ni tampoco la protagonista del taquillazo de Hollywood. De hecho, el porno es Matrix, la industria que nos quiere alejar del verdadero sexo. Huye de él.

En conclusión, somos seres holísticos, no pretendas dividirte. Conecta contigo primero y luego comparte ( no regales) tu sexualidad.

Silvia Pérez Martínez.